Hoy en la sede de la Comarca se ha clausurado la mesa creada a raíz del COVID-19 para el seguimiento de asentamientos

Se da por finalizada la medida extraordinaria por la que se crearon dos unidades móviles formadas por Servicios Sociales de la Comarca del Bajo/Baix Cinca, Cruz Roja, Fundación Cruz Blanca y Cáritas las cuales han atendido las necesidades en los asentamientos de personas sin hogar ofreciendo alimentos, ropa y control sanitario, además de materiales de higiene y protección.

Esta mañana se han reunido los responsables de Servicios Sociales de la Comarca del Bajo/Baix Cinca, Cruz Roja, Fundación Cruz Blanca y Cáritas en la sede de la Comarca para clausurar la mesa creada a raíz del COVID-19 para el seguimiento de los asentamientos de las personas sin techo y temporeros.

Cáritas lleva más de 30 años realizando este seguimiento, pero a causa de la pandemia y para cumplir con las recomendaciones sanitarias, la Comarca del Bajo/Baix Cinca convocó a las diferentes entidades y de forma conjunta se decidió crear dos unidades móviles formadas por personal de las distintas entidades colaboradoras para garantizar el seguimiento especial de los asentamientos.

Durante el período que ha estado vigente el estado de alarma, dos unidades móviles formadas por Servicios Sociales de la Comarca del Bajo/Baix Cinca, Cruz Roja, Fundación Cruz Blanca y Cáritas han estado trabajando en los diferentes asentamientos de personas sin hogar, distribuidos en toda la comarca para atender las necesidades básicas y sanitarias.

Entre todas la entidades participantes se han proporcionado lotes de higiene y material de protección preparados para las personas sin hogar y temporeros así como materiales para la desinfección de los asentamientos. También se les ha facilitado ropa y alimentos según las necesidades de cada persona, se les ha aportado información relativa a la protección personal y se les ha asesorado sanitaria y jurídicamente.

Se ha realizado un seguimiento sanitario de cada persona, con controles de temperatura, posibles síntomas relacionados con el COVID-19 y se les ha dado de alta temporal en el sistema sanitario aragonés de salud, para garantizar la seguridad y salud de toda la población de la Comarca.

Desde la Comarca del Bajo/Baix Cinca se han proporcionado los EPIS necesarios para proteger la salud del personal que de forma periódica han realizo las tareas de acercamiento y seguimiento a las personas sin techo.

Durante los días en que se ha actuado se han atendido un total de 130 personas de 14 nacionalidades distintas, la mayoría de Senegal y Gana, así como procedentes de Gambia, Marruecos y Argelia entre otros.

Gracias a la actuación del personal de las entidades implicadas, se han visto mejoradas notablemente las condiciones de salubridad en los asentamientos y se ha conseguido concienciar a las personas sobre la importancia de la higiene para el control de la expansión del virus.

Cabe destacar que no se han detectado sintomatologías compatibles con el coronavirus, valorando de forma exitosa esta iniciativa puesta en marcha al inicio del estado de alarma.

A partir de ahora se retoma la atención de personas sin hogar con el protocolo de años anteriores en el que participan las mismas entidades, y es Cáritas la que seguirá atendiendo de manera presencial a estas personas en los asentamientos de la Comarca, en coordinación con Servicios Sociales y el resto de entidades.